¿Tiene tu empresa un plan para eliminar el plástico de un solo uso? 

Hoy se celebra el día internacional libre de bolsas de plástico y cada vez son más las empresas y consumidores que se suman a unas prácticas de vida sostenibles. 

Desde que en 1950 se comenzara a fabricar, el plástico se ha convertido en un elemento muy común en nuestro día a día pero es un material que no se degrada; se descompone en pequeños fragmentos que no llegan a desintegrarse y se acumulan año tras año en vertederos o, pero aún, en los océanos.

Durante estas 6 décadas, hemos producido más de 8 mil millones de toneladas de plástico; el equivalente al peso de mil millones de elefantes. Y teniendo en cuenta que un 4,8% del total de ese plástico acaba en el mar, se calcula que en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

La verdad es que los números, asustan.

En nuestras manos está comenzar un cambio desde nuestras empresas. 

2018 fue un año decisivo para poner remedio a esta situación porque numerosas empresas internacionales se han comprometido a reducir y eliminar el consumo de plástico.

Nestlé, Coca-Cola, Ikea, Lidl… incluso ciudades como Navarra y Baleares tiene en marcha un proyecto que vela por el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad.

También podemos darle la vuelta a la tortilla y aprovechar esta ocasión para incentivar la innovación y ver nuevas oportunidades de negocio. 

Por ejemplo, la Fundación EcoAlf se dedica a transformar los residuos de plástico en ropa y, actualmente, tiene acuerdos con organizaciones pesqueras para recoger plásticos del fondo marino y mejorar la gestión de residuos.

Las empresas están obligadas a contrarrestar el daño que provoca su actividad en el medio ambiente

Hace unos meses ya te hablábamos sobre la Nueva Orden Ministerial de Protección del Medio Ambiente  que se empezó a implantar el pasado 31 de octubre y que te obliga a hacer un análisis de los riesgos medioambientales que tu empresa pueda provocar y abonar una cuantía de dinero para mitigar esa contaminación.

Contratando una póliza de responsabilidad medioambiental no sólo proteges tu empresa ante esta ley sino que además obtienes:

  • Cobertura de hasta 10 millones € de garantía.
  • Proteger el patrimonio de tu empresa.
  • Protegerte en caso de necesidad de transporte e interrupción de tu negocio.

Ponte manos a la obra

Incluye en tu estrategia global estas pequeñas rutinas que reducirán el consumo de plástico en tu empresa: 

  • Busca alternativas: localiza el plástico que utilizas e investiga si existen alternativas viables que puedas poner en práctica. Elimina todo el plástico que te sea posible.
  • Utiliza envases retornables: rechaza los elementos de plástico de un solo uso y busca proveedores que ofrezcan envases reutilizables y reciclables. 
  • Instala un dispensador de agua: así reducimos considerablemente el uso de botellas de plástico.
  • Recicla: si aún no lo haces, es hora de ponerlo en práctica. Tan sencillo como tener contenedores para separar los residuos, el plástico, el cartón y el vidrio.
  • Incentiva estas prácticas: anima a tus empleados y a más empresas a que lleven a cabo hábitos de vida sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Nuestra deseo para el día de hoy es que todas las empresas se conciencien de esta situación e incluyan en su plan de empresa acciones de sostenibilidad y tengan en cuenta que la nueva legislatura está siendo cada vez más restrictiva en este sentido.

Ponemos a tu disposición un equipo de expertos en responsabilidad medioambiental que te harán una auditoría gratuita con el fin de asegurar tu tranquilidad y que nada te pille desprevenido.

Si quieres saber más sobre cómo afectan las leyes de medio ambiente a tu empresa y que un equipo de expertos realicen una auditoría totalmente gratuita, contacta con nosotros y

te ayudaremos a asegurar tu tranquilidad, para que no te pille desprevenido.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será pública.