Comienza la vendimia con la tranquilidad de tener un seguro que te respalde ante cualquier imprevisto.

Quienes hayan crecido con viñas a su alrededor, sabrán que para estas fechas ya se empiezan a sacar los remolques, a preparar las capachas y a afilar las navajas.

En cada región el nombre de los utensilios cambia; pero el motivo es el mismo: la vendimia.

 

No hay una fecha de inicio fijada; el comienzo de la recolección de la uva se planea desde hace semanas, a raíz de controles periódicos de las viñas; para garantizar la recogida del fruto en el momento perfecto. Y que llegue a la bodega en su punto idóneo de maduración.

 

Se viene haciendo así desde hace generaciones; toda la familia pendiente del inicio de la vendimia para recoger el fruto por el que se ha trabajado todo el año. Y aunque algunos de los procedimientos han cambiado o se han mecanizado, se mantiene intacta la ilusión de los viticultores por recoger la mejor versión de sus uvas.

 

Nuestras raíces tienen mucho que ver con el vino y por supuesto también con la vendimia.

Por eso cada año aconsejamos a nuestros clientes agricultores sobre la importancia de planificar la vendimia no sólo pensando en la graduación de la uva, sino también en otros factores que podrían afectar a la vendimia. Y contar con un buen seguro, es fundamental.

 

Aunque ha aumentado la percepción del riesgo que se corre si no se cuenta con un seguro adecuado, es cierto que la tasa de contratación es muy baja (entre el 25 y el 30%). Y son demasiados factores los que podrían echar a perder una cosecha; como lluvias intensas, granizo, heladas imprevistas, la lesión de un trabajador, la rotura de un tractor…

 

Por eso es importante que empieces la época de vendimia con el pie derecho y todos los deberes hechos; porque solo si tienes controlados todos los imprevistos, podrás ahorrarte muchos dolores de cabeza después.

 

 

Los dos seguros imprescindibles para la vendimia son:

> Seguro de accidentes: para cubrir posibles accidentes de tu cuadrilla.

 

> Seguro de tractor: aquí nos encontramos con 3 opciones:

  • Seguro Obligatorio de circulación de automóviles, para la Responsabilidad Civil de los daños que pueda generar tu vehículo a terceros durante el trayecto de ir y venir a la viña.
  • Seguro de Responsabilidad Civil o Seguro Global Agrícola, para cubrir los posibles daños por incendio o robo del vehículo; o si provoca daños a terceros durante la jornada laboral.
  • Seguro de maquinaria industrial o agrícola, incluye protección para toda la maquinaria que uses durante la vendimia; por si sufre daños por vandalismo, fenómenos atmosféricos, si choca con otro vehículo u objeto, vuelca o colisiona, si sufre daños en el transporte de las viñas a la bodega, etc.

 

Éstos serían los dos seguros que debes contratar sí o sí; pero existen otros seguros y coberturas opcionales que deberías tener en cuenta y que los tienes detallados en nuestro blog. Échales un vistazo y consúltalo con tu corredor de seguros porque la legislación varía de una provincia a otra.

 

 

Adelántate a los imprevistos y contrata tus seguros con nosotros.

Déjanos tu email y nos pondremos en contacto contigo


 

Si te ha parecido interesante este post, compártelo en tus redes sociales y seguiremos ayudando a más personas a encontrar el seguro que realmente necesitan.