Comienza tus obras de rehabilitación contratando los seguros que mejor te protegerán.

Las obras de rehabilitación están en pleno auge.

Los visados para este tipo de obras triplican a los de nueva construcción. Y aunque rehabilitar un espacio o cambiar las tuberías de tu edificio te parezcan un “trabajo menor”, cualquier obra que quieras realizar en tu casa, tu empresa o en tu comunidad, implica un riesgo. Porque debido a una mala ejecución del trabajo se podrían derivar pérdidas económicas o materiales; porque podrían causar algún perjuicio a terceros; o bien porque una vez finalizada, podrían surgir problemas derivados de la propia obra.

Es muy importante ser precavido y contar con el seguro adecuado.

En el caso de obras en una comunidad de vecinos, te recomendamos que hagas especial hincapié en el tema de los seguros, porque hay varios matices que cambian con respecto a las obras que pueda ordenar una persona particular. Y es que los seguros multirriesgo habituales, salvo que se haya contratado de esta manera, no se hacen cargo de los daños que ocurran como consecuencia de una obra.

Antes de comenzar con las obras, pon atención a estas recomendaciones:

* ¿Qué seguro debes contratar si vas a hacer obra en tu comunidad de vecinos?
* Qué debes tener en cuenta para contratar un seguro de Rehabilitación Trienal.
* Otros tipos de seguros y coberturas que necesitarás en tu obra de rehabilitación de una comunidad de vecinos.
* Consejos a tener en cuenta si vas a realizar una obra en tu comunidad de vecinos.

 

* ¿Qué seguro debes contratar si vas a hacer obra en tu comunidad de vecinos?

El sector de la construcción es un sector con mucha siniestralidad y ante la falta de cobertura de las pólizas multirriesgo, se crea un seguro Todo Riesgo de Rehabilitación por algunas compañías para dar respuesta a los riesgos derivados de los trabajos de restauración de los edificios. Dando cobertura tanto durante la ejecución de la obra, como en un periodo posterior para responder ante posibles defectos que aparezcan después de finalizada la obra.

La contratación de este seguro no superará el 0,14% del coste total de la obra y libera a la comunidad de vecinos de preocupaciones si ocurriese algún incidente.

El seguro de Rehabilitación Trienal es un seguro que te ofrece la garantía de indemnización ante posibles daños causados durante los 3 años posteriores a la finalización de la obra.

Estarían incluidos los daños que afecten tanto a los materiales de los elementos utilizados en la nueva ejecución, como a las instalaciones y que tengan su origen en errores de concepción, diseño, defecto de materiales o ejecución de los mismos.

Este seguro está vinculado a la propia obra y no a cada uno de los intervinientes en el proceso de construcción, y por lo tanto responde en caso de siniestro independientemente de en quien recaiga la responsabilidad.

Una cobertura muy importante del seguro de Rehabilitación Trienal es la participación de un organismo de control técnico externo (OCT) encargado de realizar un seguimiento tanto de la definición del proyecto y los materiales; como de su correcta puesta en obra y de los plazos de ejecución, lo que reducirá la posibilidad de aparición de daños posteriores a la finalización de la obra contratada.

 

* Qué debes tener en cuenta para contratar un seguro de Rehabilitación Trienal:

Para que el proceso del papeleo te sea más ágil, aquí tienes una lista de consideraciones previas a tener en cuenta para contratar un seguro de Rehabilitación Trienal:

  • Para cotizar este seguro, debes aportar el Proyecto de Ejecución y un presupuesto desglosado por capítulos, indicando las fechas aproximadas de incio y fin de la obra.
  • El periodo de cobertura es de 3 años a partir del comienzo de la obra y no tiene periodo de carencia.
  • Lo podrás contratar para este tipo de obras:
    • Impermeabilizaciones de fachadas y cubiertas: tratamientos para dotar de estanqueidad al edificio.
    • Rehabilitación/acondicionamiento acústico total, parcial o puntual. Actuación sobre elementos verticales, horizontales y/o sobre instalaciones.
    • Rehabilitación/acondicionamiento energético.
    • Instalación de ascensores, plataformas elevadoras, rampas, eliminación de escalones, actuación sobre obra secundaria (anchura de puertas, pasillos, tipo de puertas, adaptación de baños).
    • Incorporación y renovación de instalaciones. Saneamiento, fontanería, electricidad, telecomunicaciones, protección, ventilación, calefacción, aire acondicionado, etc.
    • Obra secundaria. Pintura y revestimientos verticales u horizontales, pavimentos, falsos techos, revestimiento de techos, carpinterías interiores, vidrios, divisiones, etc.
    • Urbanización. Reformas en el equipamiento, instalaciones, jardinería, soleras, solados, impermeabilizaciones, etc.
    • Adecuación locales comerciales. Redistribución de espacios interiores e integración de nuevas instalaciones y acabados.

 

* Otros tipos de seguros y coberturas que necesitarás en tu obra de rehabilitación de una comunidad de vecinos:

Responsabilidad Civil: la profesional se contrata para cubrir los daños que origine la obra o sus inmediaciones; y la patronal da cobertura a accidentes de trabajo y daños personales o materiales a terceros. Quedaría exento cualquier incidente causado por fuerza mayor, salvo que se haya cometido una negligencia a causa de la obra.

Todo riesgo de construcción y montaje: para subsanar daños o pérdidas materiales como consecuencia de la obra. A la hora de contratarlo se tiene en cuenta el estado en el que se encuentra el edificio antes de comenzar las obras. Este seguro es imprescindible si la obra está sujeta a una financiación porque también cubre las pérdidas de honorarios profesionales, demolición, desescombro, huelgas, motines, terrorismo y extinción entre otros.

Caución: es equivalente a un aval bancario o aval técnico en caso de que el tomador del seguro incumpla con las obligaciones legales o los límites contractuales. Sobre todo se contrata para licitaciones y obra pública, para cantidades entregadas a cuenta en promociones de viviendas, para aplazamiento de impuestos o subvenciones.

Decenal: para indemnizar y reparar los daños materiales causados en el edificio asegurado debido a defectos que afecten a sus elementos estructurales y ponen en riesgo la estabilidad del inmueble. Es obligatorio desde que se promulgó la Ley 38/1999 de 5 de noviembre y ha tenido una reciente modificación en la Ley 53/2002 de 30 de diciembre sobre medidas fiscales, administrativas y de orden social.

Garantía de mantenimiento: para prevenir las consecuencias del trabajo mal realizado que posteriormente provoquen daños como, por ejemplo, la generación de goteras cuando la impermeabilización no se ha realizado bien. La duración habitual suele ser de 12 meses desde la finalización de la obra.

Pérdida de beneficio anticipada: te indemnizará en caso de que la puesta en marcha de la obra tenga retrasos y esto conlleve consecuencias negativas como gastos extra de alquiler, perjuicios económicos o pérdida de negocios.

Protección jurídica: la comunidad de vecinos asume el papel de promotor de la obra y por tanto debe protegerse con un asesoramiento legal en caso de que se lleven a cabo reclamaciones.

Responsabilidad medioambiental: en el caso de que la obra genere una contaminación, te protege ante 3 tipos de responsabilidades: penal, por delito ecológico; civil, por la función restauradora del daño; y administrativo por las sanciones correspondientes.

 

* Consejos a tener en cuenta si vas a realizar una obra en tu comunidad de vecinos:

  • Contratar el seguro de Responsabilidad Civil Promotor. Tanto si contratas la obra a una única empresa como si contratas la obra por gremios, la responsabilidad de cualquier siniestro que pueda suceder es de la comunidad de vecinos; porque asume el papel de promotor de la obra. Esta póliza no sólo cubrirá posibles siniestros sino que también comprende la cobertura de dirección jurídica, que se activaría en caso de demanda.
  • Recomendar a las empresas o autónomos que van a llevar a cabo la obra que revisen su propia póliza de Responsabilidad Civil. Para garantizar la vigencia y actualización de las coberturas de tus pólizas y así te evitarás sustos si ocurre algún siniestro. Incluso podrías solicitar un certificado actualizado de la compañía de seguros donde se refleje la fecha de vigor y el estar al corriente de pagos.
  • Antes de cerrar la obra con una empresa, comprueba su experiencia para los trabajos que vas a contratar; sobre todo si se trata de labores muy especializadas como la impermeabilización del edificio.

 

Sea cual sea la magnitud de la obra que vas a llevar a cabo en tu comunidad de vecinos, siempre valdrá la pena contratar los seguros pertinentes porque si ocurre cualquier imprevisto, la comunidad de vecinos podrá hacerle frente a través de la compañía aseguradora.Contratar tus seguros para obras de rehabilitación con un profesional del sector asegurador te garantiza que contarás con los productos aseguradores que realmente necesitas.

 

En Bravo y Cía Correduría de Seguros te ayudaremos a:

> Adecuar las coberturas del seguro de Responsabilidad Civil a tu caso particular, para que tu obra de rehabilitación no te dé dolores de cabeza.

> Suscribir todos los seguros necesarios dependiendo de la naturaleza de la obra y las restricciones de tu ciudad.

> Encontrar la opción del mercado que mejor se adapta a ti.

> Gestionar los posibles riesgos, siempre defendiendo tus intereses.

 

Cuéntanos cuáles son tus necesidades y nuestro equipo especializado realizará un estudio para ofrecerte las mejores ofertas del mercado.

 

 

¿Quieres sentir la tranquilidad de estar protegidx ante cualquier imprevisto?

Déjanos tu email y te protegeremos.


 

Si te ha parecido interesante este post, compártelo en tus redes sociales y seguiremos ayudando a más personas a encontrar el seguro que realmente necesitan.