Protege lo más importante: tu salud.

Los seguros de salud privados constituyen el complemento perfecto a la Seguridad Social; porque puedes encontrar una segunda opinión que dé un nuevo enfoque a tu enfermedad; puedes agilizar procesos quirúrgicos; o porque puedes tener acceso a tratamientos que no están disponibles en la sanidad pública.

Contratar un seguro de salud privada es contar con la tranquilidad de estar protegiendo lo más importante; tu salud.

A la hora de contratar un seguro de vida, debes valorar bien todas las opciones del mercado; porque cada compañía te ofrece distintas coberturas y, como te solemos decir; no siempre lo más barato es lo que más te conviene. Debes fijarte bien en la letra pequeña y contratar el seguro que mejor se adapte a tu situación particular.

Nuestra compañera Gloria te cuenta en este vídeo las ventajas de contratar un seguro de salud privado, como complemento a la sanidad pública.

Antes de mirar opciones para contratar tu seguro de salud, tienes que tener claro lo siguiente:

Existen tres tipos de seguro de salud principales:

  • Asistencia sanitaria con cuadro médico. Tendrás asistencia médica y quirúrgica en los centros concertados por la compañía con la que contratas tu seguro y contarás con las coberturas de: Internamiento en clínicas y hospitales; Pruebas diagnósticas gratuitas; Intervenciones quirúrgicas; Asistencia en el embarazo y el parto; Planificación familiar; Fisioterapia y rehabilitación. Y como opcional, podrás añadir Accidentes personales, Devolución de gastos por adopción o Tratamientos médicos especiales.
  • Asistencia sanitaria con reembolso de gastos médicos. En este caso podrás elegir el centro y profesionales que te examinarán. Tendrás que adelantar los gastos médicos cada vez que vayas a consulta, pero la aseguradora te hará un reembolso cuando les envíes la factura y el informe médico. Si no tienes un centro médico privado de tu predilección, tendrás igualmente servicios gratuitos en una red de centros concertados en los que no será necesario que realices ningún pago por adelantado.
  • Asistencia sanitaria mixta. Es una opción que combina las dos anteriores en un único seguro; tendrás acceso a un cuadro médico de la compañía pero también podrás acceder a otros profesionales no incluidos, mediante reembolso de los gastos médicos incurridos.

 

El seguro de salud tiene diferentes modalidades, según el número de asegurados:

  • Individuales: cuando solo hay un asegurado.
  • Familiares: cuando una póliza cubre a toda la unidad familiar (cónyuges, hijos y ascendientes que vivan en el mismo domicilio que el titular del seguro).
  • Colectivos o de grupo: una única póliza cubre a varias personas sin parentesco pero unidos por algún motivo (empleados de una empresa, miembros de una asociación o federación deportiva, etc.). Si estás pensando en contratar un seguro de salud para tu plantilla de empleados, echa un vistazo a este blog.

 

Principales claves para escoger tu seguro de salud:

Atención telefónica. Una correcta atención en consultas, tratamientos y diagnósticos es primordial, pero también es importante poder hacer las gestiones pertinentes de forma fácil y ágil.

Exclusiones. Aquí es donde se encuentra la diferencia de precios entre unas compañías y otras. Debes prestar mucha atención a las coberturas que estás contratando y las que no. Imagínate que decides contratar un seguro de salud para hacer unas pruebas en concreto pero que, una vez vas a solicitarlas te encuentras con que no están incluidas en la póliza que has contratado.

Copagos. Otro aspecto importante que influirá en la prima que pagarás por tu seguro de salud. Es la cantidad de dinero que pagas por cada servicio de asistencia sanitaria.

Carencias. Se trata del tiempo que debe transcurrir desde que contratas tu seguro hasta que puedes empezar a recibir determinados servicios.

Anulación de la póliza. Comprueba antes de firmar nada que no estás sujeto a ningún periodo mínimo de contratación y que podrás darte de baja del seguro de salud cuando así lo decidas.

Edad. La edad es uno de los factores más influyentes al contratar un seguro de salud privado, de hecho hay compañías que no aseguran a personas mayores de 65 años, porque requieren una atención extraordinaria con una asistencia sanitaria diferente. Las fórmulas más usadas para mayores de 60 años son, por un lado la póliza de cuadro médico con copago, que permite bajar la prima ya que reduce la frecuentación a las consultas médicas; y por otro lado, las pólizas que excluyen la hospitalización.

 

En Bravo y Cía Correduría de Seguros encontrarás el seguro a medida según tus necesidades reales.

Una póliza de salud con las coberturas que realmente necesitas y mucho más;

Dentro de las opciones aseguradoras en salud, contamos con una compañía que ofrece en todas sus pólizas los últimos avances médicos y las coberturas más completas en la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona y Madrid.

Porque nos importas tú y queremos proteger tu salud; por eso buscamos la póliza que te garantice la tranquilidad de tener tu salud en buenas manos.

Cuéntanos cuáles son tus necesidades y nuestro equipo especializado diseñará tu póliza de salud con las coberturas que necesitas.

 

¿Quieres sentir la tranquilidad de estar protegido ante cualquier imprevisto?

Déjanos tu email y protegeremos tu empresa.


 

Si te ha parecido interesante este post, compártelo en tus redes sociales y seguiremos ayudando a más personas a encontrar el seguro que realmente necesitan.